Conclusiones 

Mediante la exhaustiva investigación primaria llevada a cabo por la consultora GfK entre más de un millar de empresas valencianas se ha cuantificado el aporte económico y la trascendencia que el sector del diseño posee en la estructura productiva de la Comunitat Valenciana. Del estudio se han extraído 15 conclusiones principales que presentamos a continuación.

1. El sector productor del diseño aporta 3.762 millones a la economía de la Comunitat Valenciana

El peso del sector productor de diseño respecto de la economía productiva de los sectores no primarios de la Comunitat Valenciana es del 2,1% o lo que es lo mismo 3.762 millones de euros. A efectos de comparación de estas cifras, la industria química tiene un peso de 2,5% y el sector información y comunicaciones de 1,9%. Es decir, se trata de un sector relevante en la estructura productiva regional. Este dato se refiere a la facturación directa del sector productor. Es interesante añadir que si calculamos la cifra de negocio de las empresas que se posicionan en el nivel 3 y 4 de la Design Ladder que podemos entender como «sectores intensivos» en el uso del diseño en la economía de la Comunitat Valenciana, esta sería del 12,1% del total.

2. El diseño es más productivo que otros sectores económicos

Las actividades de diseño especializado (CNAE 7410) son más productivas que otros sectores de la economía valenciana. La productividad de las empresas de este CNAE, según datos INE, supera los 84.000 euros/empleado, una cifra significativamente mayor que la que arrojan sectores como servicio, industria y comercio.

3. El sector productor de diseño está compuesto mayoritariamente por empresas

Los datos indican que en el sector netamente productor de diseño existe una elevada presencia de personas jurídicas. Al contrario de lo que se pudiera intuir, el diseño no es un sector de autónomos. El porcentaje de personas jurídicas dedicadas a actividades de diseño es similar al de la industria y muy superior al del sector terciario.

4. Las empresas hacen un uso profesional del diseño

En torno al 50% de las empresas encuestadas de sectores productivos no primarios ha incorporado el uso profesional del diseño a su dinámica empresarial. Este dato se calcula en base a dos variables, por un lado, el porcentaje de empresas usuarias que se posicionan en los niveles 2, 3 y 4 de la Design Ladder (52%), por otro, los que declaran haber invertido en diseño en los últimos dos años (49%). Basándonos en los 30 estudios de caso realizados se afirma que el uso profesional del diseño está ampliamente establecido en todos ellos. La totalidad de las empresas entrevistadas tienen claro conocimiento de la utilidad del diseño para determinadas actividades empresariales y saben el modo de incorporarlo para hacer frente a su necesidad.

5. El sector productor de diseño es altamente innovador

El sector netamente productor de diseño muestra una gran actividad de innovación. Un 23,8% de sus empresas realiza todas las variantes de innovación (productos, procesos, organizativa y de marketing), cifra que se sitúa en un 17,3% en el sector industria y desciende a un 4,9% en el sector comercio y servicios.

6. Correlación entre Design Ladder e innovación

La probabilidad de innovación en procesos, productos y marketing es el doble en aquellas empresas ubicadas en niveles 3 y 4 de la Design Ladder que las que se encuentran en niveles 1 y 2. Esta conexión implica o bien que la cultura del diseño comparte la cultura de innovación, o bien que el propio uso del diseño en niveles intensivos produce innovación, o bien que cuando las empresas quieren innovar tienen que recurrir a usos muy intensivos del diseño.

7. El diseño es una inversión

Más del 70% de las empresas de los sectores productivos no primarios que han empleado recursos económicos en diseño considera que ha sido una inversión para obtener un beneficio, en lugar de un gasto. De ello se deduce que 3 de cada 4 empresas son capaces de identificar la rentabilidad del uso del diseño y que el diseño es una herramienta incorporada a la práctica empresarial. Sin embargo los estudios de caso revelan la dificultad de los empresarios para medir adecuadamente el retorno de la inversión en diseño.

8. Utilización de todas las disciplinas del diseño

En el conjunto de los estudios de caso encontramos al diseño en todas sus disciplinas. Lógicamente cada empresa emplea aquellas que le ayudan a solucionar sus necesidades. Este uso del diseño se realiza bien con diseñadores de plantilla, bien mediante la contratación de servicios externos especializados. Las principales inversiones en diseño realizadas por las empresas de los sectores productivos no primarios han sido en publicidad y comunicación, siguiendo muy de cerca la inversión en diseño digital (web y aplicaciones) y diseño editorial y carteles. No obstante, en el sector industrial, el diseño de producto está a la par con el resto de especialidades.

9. Diversidad en la intensidad
y usos del diseño

Nuestro informe demuestra que el 76% de las empresas que se sitúan en los niveles bajos de la Design Ladder ha realizado alguna actividad relacionada con el diseño. Los estudios de caso nos han permitido extraer una serie de patrones de uso que ayudan a explicar esta relación de las empresas con la gestión del diseño.

10. Estrecha relación entre diseño y éxito empresarial

En general, las empresas de los sectores productivos no primarios establecidas en los niveles 3 y 4 de la Design Ladder tienen mejores expectativas económicas. Ello se evidencia en mayor medida en el caso concreto de las empresas del sector industrial donde el 71% de las que poseen una fuerte vinculación con el diseño son también las que tienen buenas expectativas, frente al 41% de aquellas con una vinculación escasa o nula con el diseño. Esta alta correlación es más clara en empresas de menos de 25 empleados, que representan el 96% en la Comunitat Valenciana. Los estudios de caso nos han permitido identificar esas mejores expectativas en áreas como: facturación, productividad, exportación, beneficio económico o apertura de nuevos mercados.

11. El sector del diseño es poco exportador

El sector netamente productor de diseño presenta un bajo nivel en exportación y su ámbito de actividad es, sobre todo, regional.

12. Baja participación femenina en la producción de diseño

Pese a que actualmente el 57% del alumnado matriculado en diseño es femenino, encontramos que en el CNAE 7410 solo un 33% de las personas contratadas son mujeres.

13. Alto nivel formativo en los puestos de trabajo de diseño

El sector netamente productor de diseño es más profesional y con mayor número de titulados contratados que en los sectores productivos no primarios. Por otro lado, en las empresas de dichos sectores los empleados en diseño doblan en titulación al resto de la plantilla.

14. Los diseñadores están mal remunerados

El salario medio de los diseñadores, a pesar de tratarse de un sector con elevado nivel formativo, es equivalente a la media de los salarios de la plantilla, tanto en el sector netamente productor de diseño como en los sectores productivos no primarios.

15. Auge de la oferta de formación en diseño y del interés por el diseño

La formación en diseño en la Comunitat Valenciana ha tenido un intenso crecimiento en los últimos ocho años tanto en oferta formativa —con casi un 60% de incremento— como en el número de alumnado matriculado —más de un 200%—. Los datos aportados por los centros formativos reflejan que en 2018 el 5,08% de los alumnos y alumnas matriculados en la Educación Superior de la Comunitat Valenciana estudia títulos relacionados con el diseño mientras que en 2010 esta cifra desciende al 1,53%. En conclusión, actualmente 5 de cada 100 estudiantes de la Comunitat Valenciana elige títulos vinculados a la formación en diseño.

Ver
Ocultar